Inicio > Tarifas y Precios de la luz > El Bono Social en las facturas de Som Energia

El Bono Social en las facturas de Som Energia

[També en: Català]

Desde el 1 de julio de 2017 aparece otro concepto en las facturas de la luz, que es el Bono Social.

Tal y como os informamos en la documentación de la última Asamblea, desde el pasado julio hemos empezado a ver reflejado en las facturas de la cooperativa el Bono Social, ya que la ley obliga a todas las comercializadoras a financiarlo.

Actualmente sólo pueden ofrecer el Bono Social las Comercializadoras de Referencia (anteriormente conocidas como Comercializadoras de Último Recurso) que ofrecen la tarifa regulada PVPC o “Precio Voluntario al Pequeño Consumidor“, (que antes se llamaba TUR o “Tarifa de Último Recurso“). Lamentablemente, en Som Energia no podemos aplicar el Bono Social establecido por el Gobierno, porque somos una comercializadora del Mercado libre y no del Mercado eléctrico regulado.

Som Energia, siguiendo la normativa, empezó a pagar el Bono Social a finales de diciembre de 2016. En los últimos meses la cooperativa ha hecho frente a este cargo sin trasladarlo a las facturas gracias al superávit de 2016, pero esto ya no es viable y ahora ha llegado el momento de empezar a aplicarlo.

La Financiación del Bono Social supone un importe aproximado de 0,025€/día (0,75€/mes) reflejado en nuestras facturas de electricidad desde el 1 de julio de 2017.

Este cálculo lo hemos hecho en base a lo que la cooperativa ha ido pagando los últimos meses (el primer trimestre del año hemos pagado 65.000€ por 30.000 clientes, que son los que la CNMC estimó que teníamos).

Hasta hace poco, el Bono Social recaía sobre las empresas que realizaban simultáneamente las actividades de distribución, comercialización y generación. Una sentencia del Tribunal Supremo obligó al Ministerio de Industria a elaborar un nuevo método de financiación donde las familias son las principales afectadas.

Con el nuevo reparto, todas las comercializadoras financian el Bono Social en función del número de contratos de electricidad, sin tener en cuenta la energía utilizada. Para ilustrarlo: con el nuevo reparto, una fábrica contribuye igual que una familia al Bono Social.

Desde Som Energia presentamos alegaciones, porque supuestamente el Gobierno hace pagar a las empresas eléctricas el Bono Social, olvidando que sus ingresos vienen de lo que se factura a los clientes. En última instancia, se explique o no, es el cliente el que acaba pagando.

Por último, si se supone que el Bono Social es una ayuda para las personas más desfavorecidas, tal vez en lugar de financiarse a través de la factura, se podría hacer por otras vías, como podrían ser los Presupuestos Generales del Estado, a partir del Impuesto de Sociedades o del IRPF, por poner algunos ejemplos.

2 Comentarios

  1. JOSEP MARIA TORRUELLA PEDROL

    Crec que al final es mes just que ho paguem entre tots, si al final aquest diners serveixen per cobrir les necessitats dels mes de les families amb pocs recursos.

    S’hauria d’explicar a final d’any quan s’ha recaudat per aquesta via i a quantes families s’ha pogut ajudar i si al final a sobrat diners i s’ha fet una bossa, que no vagi a parar a altres finalitats.

  2. Sería bueno que en la documentación sobre el bono social se añadiesen las dos sentencias del TSJ que dicen que debe financiarse por el estado o por todo el sector electrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *